Una aproximación a las licencias libres

Viñeta sobre Licencias Libres (Foto: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/69/BD-propagande_colour_es.png)

Sin ánimo de ser exhaustivos, en este post queremos realizar una aproximación al ámbito de las licencias libres, ya que son numerosas las que existen, lo que permite al público copiar, crear, modificar y compartir libremente el contenido, eligiendo el tipo de licencia que más se adapte a sus pretensiones.

Hasta el nacimiento de la imprenta no había necesidad de proteger las obras, ya que era el propio autor el que tenía el control absoluto de su creación. La imprenta ofrece la posibilidad de copiar, por lo que los editores provocaron que se aprobaran las primeras leyes de propiedad intelectual. Así nace el Copyright, por el que queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de la obra, así como su distribución o copia por cualquier método sin el permiso previo de los autores.

A raíz de esto, y con el transcurso de los años, comienzan a surgir licencias libres, que han ido variando y creciendo, siendo cada vez más apreciadas por el público en general. Como contrapartida al Copyright nace el Copyleft, que sí que permite la copia y del que hablaremos próximamente. El movimiento de licencias libres comenzó gracias a las aportaciones de Richard Stallman y su proyecto GNU del que ya hablamos la semana pasada. La licencia GNU/GPL creada por Stallman ha dado pie al surgimiento que numerosas variantes, por lo que aquí vamos a hacer un ligero repaso a la historia... y repetimos, sin ánimo de ser exhaustivos, ya que todas ellas han ido variando con el paso de los años:

  • LGPL: En base es similar a la GNU/GPL, pero deja añadir partes privativas a la obra completa. Un ejemplo es MySQL (lenguaje de programación para base de datos).
  • Licencia BSD (Berkeley Software Distribution): Tiene como única premisa que se reconozca la autoría general y se dé crédito a la misma, aunque al no obligar a nada más tiene muchos problemas. Fue muy utilizada en los años ochenta. Algunos ejemplos son SO freeBSD y OpenBSD.
  • Licencia de Arte Libre: Creada en París en el año 2000, permite hacer copia para uso personal o de terceros, distribución del trabajo por cualquier medio y modificación libre del trabajo. Se limitaba a tener que adjuntar esta licencia e indicar el autor original y el lugar de acceso al original.
  • Creative Commons: Es un proyecto comenzado por el profesor de Derecho Lawrence Lessig y su función es la licenciación y concienciación para liberar algunos aspectos culturales. Creative Commons ofrece un abanico de licencias que abarcan desde el tradicional sistema de derechos de autor hasta el dominio público. Su objetivo es dar opciones a aquellos creadores que quieren que terceras personas utilicen y/o modifiquen su obra bajo determinadas condiciones. Y estas condiciones son escogidas por el propio autor, quien determina los derechos a proteger y la jurisdicción en la que se encuadra.
  • Aire Incondicional: Es otra propuesta basada en la GLP, nacida en 2004 que permite la copia, distribución, reproducción, comunicación pública y transformación libre con la particularidad de que acota el término del ánimo de lucro, entendiendo este como que se puede cobrar sin exceder los gastos de ejecución, reproducción, según el acto u obra.
  • Coloriuris: Es una propuesta diseñada por los abogados Canut y Grávalos para definir derechos de autor. Es muy similar a la Creative Commons porque también permite personalizar la licencia dependiendo de los permisos que otorgas al cliente. Sólo se utiliza para la difusión de contenidos a través de la web y se reconoce por su claridad, ya que usa colores para diferenciar las licencias
    • Rojo: ©
    • Amarillo: Algunos derechos.
    • Verde: Libre.
    • Azul Domino Publico.
  • UNIFONT.ORG: Es una licencia para el diseño de fuentes de texto. El proyecto FLOSS, para unificar los tipos de letras en fuentes libres para sistemas operativos abiertos.

Como se puede comprobar, hay licencias libres para todos los gustos y colores. Pero lo verdaderamente importante es que hay que tener en cuenta que a la hora de realizar un trabajo, éste no se puede quedar sin licenciar. ¡Hazlo con licencias libres, verás cómo tu obra es más enriquecedora!

Licencia: 
Creative Commons Licence