"La Casa Vieja es un hervidero de ideas y personas"

La Casa Vieja

Con el objetivo de conocer los espacios colaborativos de España, desde El Pincho hemos tenido una charla con dos de los integrantes de La Casa Vieja, sita en la calle Blasco Ibañez nº 9 de Albacete. Los socios fundadores con los que hemos mantenido esta enriquecedora conversación son Paco “El Flaco” y "Juli" García.

PREGUNTA: La primera pregunta es obligada. ¿Qué es La Casa Vieja?

RESPUESTA: La Casa Vieja es un punto de encuentro donde se intercambian productos, ideas, actividades, en definitiva, una “casa de citas” en el sentido positivo de la palabra, el espacio donde un grupo de vecinas y vecinos se cruzan, se encuentran en el ámbito social, cultural, alimenticio y de salud, en el debate social, etc. El espacio es como un ateneo de pueblo, un lugar donde se encuentran las ideas de sus ciudadanos, sus sensibilidades. En definitiva, lo que se busca es un ateneo racionalista, se piense, se hable y el envolvente sea del corte de la alimentación ecológica, la autosuficiencia, del crecimiento... de ese contexto nace La Casa Vieja. Abierto como entidad social y orientado hacia lo local, se está, se busca concretamente ese producto, el producto local, la gente de Albacete.

¿Cómo se va gestando la creación de este espacio?

La idea de montar el espacio viene como una necesidad. Desde hace mucho tiempo las personas y movimientos sociales de Albacete necesitaban un punto de encuentro, de referencia, de esquina donde cruzarse y verse con unas idea concretas y determinadas, y este espacio ha sido el lugar que ha encontrado a este tipo de personas, movimientos e ideas.

Y, de momento, habéis empezado con un nombre conocido en la ciudad

El nombre de La Casa Vieja se está utilizando actualmente porque era el nombre que se usaba anteriormente en el comercio de decoración que ocupaba este espacio. Actualmente se está planteando el cambio de nombre por una puesta de escena de cara más a la calle y evitar la confusión con el negocio anterior.

¿De cuántos socios hablamos en La Casa Vieja?

Los socios son a título individual. Actualmente el espacio cuenta con más de 500 socios, pero no hay un número límite de socios hasta que no se sepa con exactitud las variaciones de fluctuación de los mismos (bajas/altas) y la capacidad del propio espacio. Los colectivos van aparte y pueden asistir aquí a realizar sus reuniones en un espacio para ello. Para hacerse socio del espacio es necesario venir a La Casa Vieja, conocer la dinámica de funcionamiento y de lo que es el espacio en sí, se tiene que saber que no es un bar, no es una tienda, no es un sitio público, no es un espacio abierto, es un grupo cerrado en el que se juntan varias personas para el tema de la adquisición de productos ecológicos y de consumo local, artesanía, etc. Con estas premisas, las personas deciden si se dan de alta como socias en el mismo barco donde puedan navegar de manera conjunta con el resto, así que también es importante conocer las actividades que se realizan de manera interna y no solo la imagen que se pueda producir de cara al exterior.

De momento, no paráis de hacer actividades...

El espacio está abierto a lo que son las actividades comunes como exposiciones, charlas, reuniones de los distintos colectivos, talleres abiertos... Y actividades internas solo para los socios. Las actividades a realizar en el espacio son muy variadas y diversas como los talleres. Por ejemplo, actualmente se están ofertando talleres de restauración de muebles, de pintura china, escultura, teatro, dirección de cine, yoga, de costura... Los fines de semana se realizan actividades específicas para ello y también hay actividades de solo un día. Otro ejemplo es “El bosque de alimentos”, una actividad capaz de superar las expectativas generadas hasta el punto de que ha superado actividades creadas en otros espacios públicos de Albacete. También hay charlas, talleres y actividades muy específicas, puntuales y concretas, actividades espontáneas de un día para otro donde se convoca a las personas a través de las redes sociales.

Es decir, que no os falta de nada...

Actualmente el espacio es un hervidero de ideas y personas en donde se pueden haber superado fácilmente los 60 eventos en el poco tiempo que llevamos en funcionamiento. La convocatoria a las actividades se realizan mediante las redes sociales y el envío de correo electrónico a las/os socias/os.

¿Es viable mantener un sitio como este?

La viabilidad del espacio es gracias a las numerosas personas que participan diariamente en la organización y puesta en marcha de las distintas actividades para que el espacio funcione de manera acorde a lo que es. Las personas que están dentro participan activamente en lo que es la logística y el mantenimiento del espacio día a día y económicamente es autogestionado al 100% a través de las cuotas y de los pequeños porcentajes de los productos que adquieren los socios.

¿Qué percepción tenéis de la aceptación que ha tenido un espacio como La Casa Vieja en la ciudad?

La respuesta de cara al exterior, con respecto a los comentarios y actitudes de la ciudadanía, en su mayoría han sido positivos en la necesidad de la creación de este espacio y también ha sido en las expectativas alcanzadas por los socios fundadores del mismo.

¿Y qué expectativas tenéis de cara al futuro?

Las expectativas de cara al futuro no solamente son la satisfacción de los más de 500 socios dados de alta, son también más globales de no solo quedarse en las mentes de los fundadores/organizadores, que las personas de Albacete con fines comunes empujen para que sigan sintiendo que es necesario un espacio de estas características y cambiar las cosas que nos rodean.

Por último, ¿qué le diríais a aquellas personas que no han pasado por aquí?

Para los que no conocen La Casa Vieja lo mejor es que se acerquen aquí y la conozcan por dentro, tanto físicamente, como en las actividades ubicadas en el espacio, tomarse algo mientras charlan con las personas que ya están aquí disfrutando del ambiente generado.

Licencia: 
Creative Commons Licence