Las Licencias Libres

Licencias Libres

Aunque a lo largo de este blog ya hemos hablado de las Licencias Libres, en este artículo retomo el tema para explicar qué son, para qué sirven y cuáles son las licencias libres que podemos utilizar en software, arte, literatura y ciencia. He puesto software, arte, literatura y ciencia porque son los términos que vienen especificados en la Ley sobre propiedad intelectual y en los que me baso para este artículo sobre las licencias libres.

¿Qué son las licencias libres? Las licencias libres son el permiso que oferta el titular de los derechos de autor de una de las obras enunciadas en el párrafo de inicio para establecer qué es lo que pueden realizar los usuarios por cuenta propia con esas obras.

¿Para qué sirven las licencias libres? Por defecto, cuando generamos una obra y según la Ley de Propiedad Intelectual española, tiene todos los derechos reservados (Copyright). Esto significa que ningún usuario puede ejecutar ninguna acción sin el permiso del autor; además, los derechos de explotación no corresponden al autor, sino que corresponden a unas entidades que gestionan dichos derechos de explotación, por lo cual, cada vez que un usuario quiera copiar, reproducir, difundir, promocionar, distribuir, versionar, divulgar, publicar, etc., tiene que solicitar el permiso expreso del poseedor de los derechos de autor de la obra y pagar unas compensaciones equitativas por la ejecución de cualquiera de los actos enumerados anteriormente.

¿Cuáles son la licencias libres? 

  • Dominio Público: Es la licencia que carece totalmente de cualquier derecho reservado, solo se reserva el derecho moral del autor que consiste en que sea mencionado (atribución) cada vez que se haga cualquier acto con su obra. Según el Convenio de Berna de 1992 una obra pasa a ser de Dominio Público cuando pasan 50 años de la muerte del artista, aunque según la legislación española es a los 70 años. También son de Dominio Público las “Obras huérfanas” y las “Anónimas” y no lo son las creadas bajo seudónimo.
  • Copyleft: Permite la libre distribución de copias y versiones modificadas de una obra u otro trabajo, exigiendo que los mismos derechos sean preservados en las versiones modificadas. Su aplicación se realiza sobre programas informáticos, obras de arte, cultura, ciencia o cualquier tipo de obra o trabajo creativo que sea regido por el derecho de autor. Una licencia copyleft además de otorgar permisos de uso, copia, modificación y redistribución de la obra protegida, contiene una cláusula que dispone una licencia similar o compatible a las copias y a las obras derivadas (versiones). Se reserva el derecho moral del autor que consiste en que sea mencionado cada vez que se haga cualquier acto con su obra y que cualquier acto realizado con esa obra se licencie con una licencia igual a la original.
  • Creative Commons: Las licencias Creative Commons proporcionan una manera fácil de administrar los derechos de autor con unos contratos ya escritos y determinados que se conectan de forma automática a todas las obras creadas. Las licencias permiten que esas obras puedan ser compartidas y reutilizadas en términos que son flexibles y legales. Creative Commons ofrece varias licencias que el autor puede adaptar a sus necesidades. Las licencias poseen algunos derechos reservados. Estas licencias son las siguientes:
    • By (Reconocimiento): Se permite cualquier explotación de la obra, incluyendo una finalidad comercial, así como la creación de obras derivadas (versiones), la distribución de las cuales también está permitida sin ninguna restricción. Esta licencia obliga a mencionar al autor, igual que en Dominio Publico, los derechos morales del autor (atribución) siempre están reconocidos en cualquier licencia.
    • By-sa (Reconocimiento – Compartir Igual): Se permite el uso comercial de la obra y de las posibles obras derivadas (versiones), la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original. Esta licencia obliga a mencionar al autor, los derechos morales del autor (atribución) siempre están reconocidos en cualquier licencia. Esta licencia es similar en ejecución y en formas al Copyleft.
    • By-nc (Reconocimiento – No Comercial): Se permite la generación de obras derivadas (versiones) siempre que no se haga un uso comercial. Tampoco se puede utilizar la obra original con finalidades comerciales.
    • By-nd (Reconocimiento – Sin Obra Derivada): Se permite el uso comercial de la obra pero no la generación de obras derivadas (versiones).
    • By-nc-sa (Reconocimiento – No Comercial – Compartir Igual): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas (versiones), la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.
    • By-nc-nd (Reconocimiento – No Comercial – Sin Obra Derivada): No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas (versiones).
    • CC0: Puedes renunciar a los derechos de autor y conexos que tengas sobre la obra, tales como derechos morales (en la medida que sean renunciables), derechos de publicidad o de privacidad, derechos de protección contra la competencia desleal y los derechos de base de datos y protección contra la extracción, difusión y reutilización de los datos. Esta licencia esta libre de cualquier derecho reservado.
  • GNU/GPL y BSD (software y vídeo-juegos): Estas licencias se usan en el mundo del software y garantiza a los usuarios finales (personas, organizaciones, compañías) la libertad de usar, estudiar, compartir (copiar) y modificar el software. La gran diferencia entre ambas es que la licencia BSD permite el uso del código fuente en software no libre.
Licencia: 
Creative Commons Licence