Manteniendo la cultura viva: buenas prácticas para el dominio público

Hakone, Kosui-zu

“Manteniendo la cultura viva: buenas prácticas para el dominio público” es un artículo escrito por Mariana Fossatti para la revista digital de Cultura Libre Ártica - Centro Cultural Online. Este artículo concretamente habla sobre el Dominio Público de las obras de arte y de cómo repercute en ello su visualización y utilización. Me voy a permitir el lujo de hacer un resumen del mismo y que ello sirva de reflexión sobre el arte y la cultura en general.

El artículo nos habla de las obras que por imperativo legal dejan de tener las restricciones de “Todos los derechos reservados (copyright)” y pasan a formar parte del Dominio Público con sus ventajas e inconvenientes.

En primer lugar nos explica Mariana el tramo de legalidad del por qué las leyes impulsan los Copyright, nos comunica que el verdadero interés viene generado por la industrialización del arte y la cultura en beneficio de unos pocos y en perjuicio directo hacia los artistas, la determinación de la calidad de las obras y la utilización de las mismas por los consumidores de arte.

Otro de los inconvenientes que genera la privatización del arte es la reutilización de las obras en nuevos sistemas expositivos. Muchas empresas públicas y privadas formatean las obras de Dominio Público que están bajo su custodia utilizando las nuevas tecnologías para guardarlas. Por ejemplo: la digitalización, esto les sirve de excusa a las instituciones de generar un nuevo Copyright. Esta forma de reutilización de las obras no genera una nueva autoría de las mismas, por lo cual no tiene ningún sentido generarles un nuevo Copyright, pero lo utilizan para privatizar estas obras de Dominio Público y sacarles beneficios económicos, impidiendo que los usuarios puedan tener acceso a las misma en ninguna de sus maneras. Para ello nos habla de dos casos muy concretos que podéis leer en el artículo completo, cuyo enlace está al final de este artículo. Por un lado tenemos un museo en Alemania que con la excusa que he expuesto anteriormente impide el acceso universal de obras de Dominio Público y, por otro lado, tenemos un museo de Estados Unidos que con la digitalización de sus obras ha permitido el acceso público a las mismas para que sean conocidas y reutilizadas como cada consumidor de arte prefiera.

Al final de sus argumentos, que deseo que leáis y saquéis vuestras propias conclusiones, pone el ejemplo de lo que han hecho con las obras del artista Julio E. Suárez (Peloduro), creador de cómics uruguayo, y que se exhiben orgullosamente en la web de Creative Commons Uruguay para disfrute de todo el que quiera observarlas, conservarlas y reutilizarlas.

“Manteniendo la cultura viva: buenas prácticas para el dominio público”, de Mariana Fossatti en Ártica - Centro Cultural Online 

La imagen se llama Hakone, Kosui-zu, del artista 'Andō, Hiroshige' extraída de la The New York Public Library Digital Collections 

Licencia: 
Creative Commons Licence