Omega y el Copyright a debate

Enrique Morente y Leonard Cohen en el bar del Hotel Palace

Hace poco se cumplió el 20 aniverario del álbum "Omega", interpretado por 'Enrique Morente', 'Lagartija Nick' y un número de artistas de un valor artístico sin calificativos mínimos, con letras de 'Federico García Lorca' y partituras de 'Leonard Cohen'. Yo, como persona física, eximo al resto de compañeros de la asociación a la qué pertenece esta plataforma y a la propia plataforma por mis palabras en este artículo. Con estos antecedentes voy a entrar en el debate de la actual Ley de Propiedad Intelectual y las consecuencias qué hoy en día hubiese traído llevar a cabo este proyecto.

Empiezo por una duda ¿Con la Ley de Propiedad Intelectual en la mano, este proyecto hubiera podido salir adelante? Sinceramente creo que no, el empeño que han puesto las empresas dedicadas a la industria cultural por aprobar una Ley que lo único que permite es ganar mucho dinero a un número muy reducido de empresas (gestoras de derechos de autor, participadas por la industria cultural, y supuestamente, asociaciones sin animo de lucro) a costa de artistas y empresas vinculadas al arte que solo buscan poder vivir honradamente y usuarios a los que no se les permite compartir lo que les gusta.

No voy a entrar en el debate de si o no al copyright, creo que no corresponde ahora, la libertad de decisión de cada artista debe hacerse patente desde que al artista se le ocurre realizar una obra y todos los demás procesos que conlleva ponerla en marcha, pero la ley dice que si o si, desde el momento de la ocurrencia, ya tiene que ir licenciada con todos los derechos reservados. Voy a entrar en el debate de si este disco se hubiese podido llevar a cabo con la actual Ley en la mano, pongamos antecedentes. El disco se grabó hace 20 años, en 1996, por aquel entonces no se había creado ni siquiera el canon digital, por cierto, un canon digital que hemos pagado todas y todos al adquirir cualquier producto capaz de reproducir y/o grabar imágenes y/o música o en la adquisición de cualquier producto que contuviese imágenes y/o música, un canon que ya ha ratificado el tribunal de Estrasburgo su ilegalidad y que nuestro gobernantes se han encargado de no devolvernos el dinero cobrado. En enero de 2014 se aprueba la Ley de Propiedad Intelectual, una Ley que claramente favorece a la industria cultural. ¿Con todos estos impadimentos ese proyecto hubiese salido adelante? Muchas y muchos artistas no se lo piensan ni dos vaces a la hora de poner en marcha proyectos propios, mucho menos compartidos y no veas si se tienen que utilizar obras de terceros, además hay muchos y muchas artistas que no están muy por la labor de esta Ley, así es que, evidentemente no.

Con todo esto quiero defender que la cultura y el arte, independientemente de que se generen unos mecanismos para que las y los artistas se puedan defender económicamente, sean elementos que se puedan compartir libremente y que las artistas y los artistas, más los usuarios y las usuarias que consumimos cultura no se nos coarte la libertad de poder compartir y desarrolar la libertad cultural. La cultura se basa principalmente en la transmisión de conocimientos, usos y costumbres y a los usos que les damos a los mismos, si convertimos la cultura en un mecanismo unicamente como industria cultural, perdemos la cultura, y eso no debemos consentirlo.

El debate está claro y lo pongo a plena disposición de quién quiera participar.

Para celebrar el 20 aniversario de "Omega" se ponen en venta un álbum, un documental y varios conciertos en los cuales participan algunos de los artistas que participarón en aquella grabación y los hijos de 'Enrique Morente'.

Aquí os dejo varios enlaces: Reaportaje en Nokton Magazine, Audio en Carne Cruda y el trailer del documental dirigido por 'José Sánchez Montes' y 'Gervasio Iglesias'.

 

* Todos los contenidos que aparecen en este artículo son propiedad de sus titulares según figure en los correspondientes registros.

* Todos los contenidos que aparecen en este artículo contienen licencias que están verificadas y especificadas en sus propios contenidos y deben ser respetadas según la Ley de Propiedad Intelectual.

Licencia: 
Creative Commons Licence