Proceso de registro de una obra de arte

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Desde que un artista empieza a generar una obra hasta que esta llega al consumidor de arte, pasa por unos procesos que vamos a ir contando capítulo a capítulo. En el primero ya hablamos del “Proceso de creación de una obra de arte”, por lo que en este segundo vamos a centrarnos en el Proceso de registro de una obra de arte.

Registrar una obra es inscribirla en un “Registro de propiedad intelectual”. Hay que señalar que no es obligatorio registrar la autoría de las obras, porque el hecho de finalizar una obra ya supone o presupone los derechos de su creador, pero ofrece una serie de ventajas que diremos más adelante.

¿Qué obras pueden ser registradas? Para poder saber qué obras podemos registrar, debemos leernos el artículo nº 2 del Convenio de Berna sobre propiedad intelectual y, concretamente, en España sería el artículo 10 del Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual.

Con respecto a las obras de arte que se pueden registrar, el artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual española hace referencia a las siguientes:

  • Los libros, folletos, impresos, epistolarios, escritos, discursos y alocuciones, conferencias, informes forenses, explicaciones de cátedra y cualesquiera otras obras de la misma naturaleza.
  • Las composiciones musicales, con o sin letra.
  • Las obras dramáticas y dramático-musicales, las coreografías, las pantomimas y, en general, las obras teatrales.
  • Las obras cinematográficas y cualesquiera otras obras audiovisuales.
  • Las esculturas y las obras de pintura, dibujo, grabado, litografía y las historietas gráficas, tebeos o comics, así como sus ensayos o bocetos y las demás obras plásticas, sean o no aplicadas.
  • Los proyectos, planos, maquetas y diseños de obras arquitectónicas y de ingeniería.
  • Los gráficos, mapas y diseños relativos a la topografía, la geografía y, en general, a la ciencia.
  • Las obras fotográficas y las expresadas por procedimiento análogo a la fotografía.
  • Los programas de ordenador.

Ventajas de registrar una obra

El registro supone dejar constancia de la creación de una obra y su contenido ante un tercero de buena fe, que en caso de plagio o utilización de la misma de forma inconsentida, podrá certificar la autoría ante estos extremos si es necesario. Pero incluso si la obra ya está difundida por medios electrónicos, sigue siendo recomendable contar con un mecanismo que deje constancia fehaciente de estas cuestiones, pues siempre supondrá una prueba más sólida y objetiva que las que puedan aportar las partes en conflicto, además de poder dar publicidad a los derechos inscritos.

¿Cómo registrar una obra? Se debe presentar una solicitud ante el Registro de la Propiedad Intelectual y pagar una tasa. El modelo de solicitud, así como la documentación que hay que acompañar en cada caso, se facilitan en El Registro General de la Propiedad Intelectual.

¿Dónde podemos registrar una obra?

 

Artículos relacionados:

Licencia: 
Creative Commons Licence