Canelón de San Valentín

Canelones de aguacate en San Valentín

Se acerca San Valentín y Mamen de Juan nos trae al folletín una receta afrodisíaca. La red hace unos días que anda loca con pasteles y dulces en forma de corazón, pero ella ha dado un paso más para el Día de los Enamorados, rescatando una receta que elaboró junto a su amigo Cef (que vive en Nuevo México). Los dos coinciden en que una receta para San Valentín no tiene porqué ser ni de corazoncitos ni tampoco de esas salvajes con formas fálicas y grotescas. Lo ideal para ese día era elaborar una receta que fuera afrodisíaca o, al menos, que ayudara a participar en elevar el ánimo. Y aquí está el resultado, con vídeo incluido.

INGREDIENTES:

  • 1 Aguacate.
  • 200 gramos de Gambas.
  • 1/2 Cebolla.
  • 1 ramita de Apio.
  • 1 puñado de Anacardos (mejor avellanas o nueces).
  • 5-6 Frambuesas.
  • Chocolate puro o del 70% sin azúcar.

ELABORACIÓN:

En primer lugar, tenemos que preparar el canelón con el aguacate. Para ello cogemos un pelapatatas y una vez pelado el aguacate, cortamos tiras de él con cuidado y las vamos poniendo sobre un papel film. Una al lado de la otra, pero un poco montadas. 

Por otro lado, pelamos las gambas y las picamos. Sofreimos la cebolla y el apio muy picados. Cuando esté dorada le añadimos las gambas y damos unas vueltas. Apartamos. 

En un mortero, picamos los anacardos y los mezclamos bien con el sofrito. Y con esta farsa rellenamos el canelón poniendo un poco sobre el aguacate extendido. Con ayuda del papel film, lo vamos liando hasta cerrarlo. Y con cuidado, lo ponemos sobre el plato. 

Ya tenemos texturas suaves, con el aguacate, y crujientes con los anacardos. El sabor del marisco, la verdura y el aguacate queda ya estupendo. Pero nos falta un ácido que le dé otro punto al contraste. Y para ello tenemos las frambuesas y el chocolate para dar el amargo. Para preparar la salsa de frambuesas primero tomamos las cabezas de tres o cuatro gambas. Les damos una vuelta en la sartén con unas gotas de aceite y vamos machacando con una cuchara para que suelten el jugo. Un chorrito de coñac (como una cucharada sopera) y medio vasito de agua (80 ml como mucho). Dejamos hervir un poco y pasamos por un colador estrujando bien las cabezas para que dejen todo su jugo. Añadimos al caldo colado un puñado de frambuesas (5 o 6) y lo trituramos todo. Si se queda muy líquido, podemos añadir una cucharadita de Maizena para que espese. Colamos otra vez para limpiar las semillas y ponemos una tira de salsa sobre el canelón. 

Y el chocolate. Cef me dijo que debía ser puro. Cuanto más amargo mejor, de los de 100% de cacao. Pero he tenido dificultad para encontrarlo y como lo que él pedía era que no llevara azúcar, encontré uno del 70% y sin azúcar. Lo pasamos por un rallador fino dejando caer las virutas por encima. 

Yo acompaño la receta con un poco más de salsa, una frambuesa entera y una onza de chocolate. ¡Está delicioso! 

* Receta elaborada por Mamen de Juan en el blog Las Comidicas de Mamen. Actualmente, Mamen es la directora de Flow Cooking.

Licencia: 
Creative Commons Licence

Añadir nuevo comentario