La poesía sigue viva

Un evento de 'spoken word' - Diego Menjíbar

No, la poesía no ha muerto. En una época marcada por la competitividad y el materialismo, todavía quedan personas que se resisten a caer en las garras de este aburrido sistema: los y las poetas caminan desapercibidos por la ciudad, inspirándose en la belleza, o en la desidia, o en la belleza de la desidia, para desahogarse de su particular forma, empuñando un lápiz y vaciándose sobre el papel.

Añadir nuevo comentario